¿Nunca les pasa que tienen ese miedo a no saber para donde arrancar, para donde ir? Mejor dicho ¿Nunca les pasa querer escapar? Convertirse por el mínimo de dos o tres días en otra persona, a elección.

El misterio de las monedas.

Raramente, y desde el año pasado, me ha estado ocurriendo un suceso muy peculiar que me gustaría contarles: Monedas. Si, monedas, las que se usan para comprar cosas, las de 50 centavos, las de 1 peso… Monedas. pero, estas monedas no son solo monedas, no. Estas monedas son visitas a casa que aparecen inesperadamente para quedarse, como los buenos amigos, son visitas peculiares porque al parecer son monedas que ni siquiera son de mi país y las que lo son son de años muy remotos, que están fuera de circulación.

Inusual.

Te veo, estas sufriendo. Estoy sufriendo por vos. Tenes miedo, dolor y mucha ira. Tus ojos están prendidos como el fuego en una caverna vacía. Pero, si supieran… si te conocieran como yo, en tus buenos días: amor y nada más. Te levantas, compones un par de versos, te volves a dormir, posiblemente por el analgésico que tomas para calmar las voces o, posiblemente, porque te lo salteaste y la noche es tu enemiga. ¡Qué difícil estar enfermo sin tener síntomas visibles! Más difícil aún, vivir así. Tengo miedo, de que algún día decidas terminar esto… Miedo de que lastimes a quien te parezca oportuno en un ataque de frenesí, esos que te dan cada una o dos semanas, en los cuales no paras, seguís viviendo en tu realidad: tu campo de batalla… y te duele. Ese dolor, el más difícil, el que le queres demostrar que sos más fuerte, que con vos no va a poder. Pero puede, de hecho, te maneja la cabeza y tu actuar. Que distinto sería esto, que distinto seríamos nosotros… que quebrados que estamos… ¿Qué puedo hacer más que esperar? Ahí venís devuelta… Seguís sufriendo.

El Mar.

¿Qué cosa profunda el mar, no? Estuve unos días en Santa Teresita, no fue una de las mejores playas que visite, sin embargo él… siempre tan asombroso. De día es un lugar seguro para pasar un buen rato, si es que el día esta soleado, por supuesto. De noche es el apogeo de muchas pesadillas e incertidumbres. Un poco me recuerda a la personalidad de mucha gente, agradable a veces, incontrolable otras (por gente me refiero a mí). Quizás es eso, quizás es eso lo que me llama y atrae del mar, su parecido en mi: días extremadamente calmos, días extremadamente furiosos pero ¿no somos todos así acaso?

Rainy Day Outfit.

¡Hola! Hace dos o tres días que el clima en mi ciudad no es muy bueno… lluvia, frío y muuuuucho viento. Me gustan los días lluviosos, pero cuando tengo que ir a la facultad no están tan buenos. Se me ocurrió hacer un post con estos dos looks que creo, serían ideales para un día lluvioso como este.

 

+ Shades of pink

sin-titulo-1

Este primer outfit me parece adecuado para ir a la facultad. En un día así lo único que queres es llegar, cumplir e irte. En la parte de abajo unos leggins negros siempre son buena opción, unas botas para no estar tan desalineadas y un sweater color gris son la combinación perfecta para estar cómoda y abrigada.
Le agregue un tapado color rosa porque me pareció super lindo :3 y ¡No te olvides el paraguas!

+ Black Widow

outfit-2

Pensado para una salida con lluvia y comodidad. Sweater + Tennis skirt es una combinacion que nunca falla, las mismas botas que el look anterior (¿por que no?), una campera de cuero y medibachas para no pasar taaaanto frio.

 

No es mucho pero era un post que surgio con poco tiempo.
Espero que esten bien.

– Juliana ❤